Frente Grande

Salta. Argentina. Bienvenid@ a la Red Social del Frente Grande

Dados los problemas sucedidos en varios procesos electorales recientes, la opción del voto electrónico es instalada en la opinión pública como una solución.
Se debe tener en cuenta que existen muchos sistemas diferentes de votación asistida por sistemas electrónicos y que por lo tanto el concepto genérico: "voto electrónico", sin más descripción, es un concepto vacío de contenido y de precisión.

Centraremos nuestra discusión en el voto electrónico con sistemas en los cuales el elector selecciona su voto a través de una máquina que luego se comunica con un centro y envía los resultados.
Específicamente una computadora comandada por software y conectada mediante redes de telecomunicaciones a un centro escrutador automatizado. Con estos sistemas se elimina la necesidad de imprimir millones de boletas que no se usarán, de distribuirlas mediante "rastrillajes", de tener decenas de fiscales por mesa discutiendo y contando votos, del voto cadena, de la rotura, sustitución, robo y superposición de votos, y de otros métodos de burlar la democracia.

Podemos hablar también de otros sistemas que asisten al proceso, como sistemas capta-huellas u otros sistemas de identificación bio-métrica también conectados a redes de comunicaciones. Estos sistemas eliminan, o dificultan en grado sumo, la posibilidad del doble voto, del voto de difuntos o la suplantación de identidad mediante documentos adulterados, robados u otros fraudes.

Hay muchas formas de instrumentar máquinas de votación. Algunas de estas presentan enormes riesgos en cuanto a las posibilidades de fraude masivo. Ya sea mediante alteración del software, de las tablas que asignan teclas a candidatos, sustitución de identidad de las urnas ante los sistemas de comunicaciones u otros engaños.

Particularmente peligrosa es la alteración del software, ya que esto garantiza que el fraude se replique automáticamente a todas las urnas. Mas peligroso aún si no se conocen las fuentes del software ya que es virtualmente imposible auditar software a partir del código pre-compilado. Cuando se usan sistemas operativos y librerías propietarias y cerradas el peligro esta latente, ya que cualquier problema en estas, o cualquier puerta trasera habilitada en las mismas puede ser fuente de intrusiones. También hay que pensar en las puertas traseras de carácter legal en los equipos de comunicaciones y enrutadores provenientes de EEUU; sometidos a la conocida ley CALEA; cuyo uso implica la pérdida de nuestra soberanía en manos de potencias extranjeras, o de eventuales mafias conocedoras de estas debilidades, que podrían entorpecer nuestros procesos electorales.

Entonces es de interés fundamental discutir que características deben poseer los sistemas de votación electrónica para poder habilitar la discusión sobre su uso y tomarlos como alternativas validas junto a otras existentes.
Los sistemas de votación deben ser: precisos, seguros, auditables,anónimos, escalables y rápidos.
Muchas de estas características son naturalmente parte de un sistema electrónico, o fácilmente instrumentables, como la precisión, la escalabilidad y la velocidad.

El anonimato es una de las características importantes que debe preservarse en un sistema de este tipo, y no es un punto obvio, pero un buen diseño y redacción del software puede servir para disminuir la posibilidad de identificación de un elector con su voto. Esto es de especial cuidado cuando se combinan sistemas de votación con sistemas bio-métricos de identificación.

La seguridad es una de las mayores debilidades de un sistema
electrónico, pero puede disminuirse el potencial de este problema con un buen sistema de auditoria, que nos permita detectar un problema en caso de existir.

Así, los expertos en informática en general acuerdan que las máquinas de votación directa deben tener mecanismos que permitan una auditoría posterior. La única forma conocida para que los seres humanos puedan controlar los resultados en forma directa es mediante la impresión del voto y su almacenamiento en una urna. De tal forma el elector puede saber que es lo que está realmente votando y luego se puede verificar que la información que la urna envía es la correcta. Así, estos sistemas, son en realidad sistemas de impresión de boletas, que a la vez van contando las mismas, y al final totalizan y trasmiten los datos. En última instancia el elector ve la boleta que eligió y esta queda almacenada en una urna para su posterior auditoría manual, si es necesaria. Virtualmente no hay engaño posible pues tenemos un ciclo de control global. Es en realidad un sistema doble que suma las ventajas del voto manual a las del automatizado donde las fortalezas de uno compensan las desventajas del otro. Este sistema se ha instrumentado con notable éxito en Venezuela.
También existe acuerdo en que el software utilizado deba ser sometido a un escrutinio público y abierto. Esto implica el uso de software libre o de software en el dominio público. El análisis publico permite la inspección y la corrección de errores, además de incrementar la confianza pública en el proceso de votación. Permite que cualquier experto pueda auditar el software en uso, y permite que todos los sistemas en el mundo vayan copiando sus buenas características entre si; teniendo, en definitiva, un sistema colaborativo mundial para su desarrollo, donde cualquier problema es inmediatamente detectado y corregido.
Por lo tanto es fundamental que en la discusión sobre alternativas de sistemas de votación, cuando estas sean electrónicas, se consideren solo sistemas que tengan determinadas características. En particular que usen un sistema de auditoría posterior basada en pruebas físicas y el uso de software libre o en el dominio público.
La mayoría de los sistemas de votación electrónica en el mundo carecen de estas características, y es uno de los motivos por los que sistemáticamente hay problemas con estas votaciones. Sería entonces necesario hacer un diseño nuevo para nuestro sistema de votación, lo que sin duda generaría puestos de trabajo para nuestros informáticos.

Es por ello que debemos lograr un debate racional sobre los sistemas de votación, que vaya mas allá de la simple salida de "votar electrónicamente". No importa solo el que, sino también el como. Y por supuesto el costo, que no es poco.

Por otro lado estamos hablando de conectar todos los centros de votación y pensemos que en Salta todavía hoy hay que llevar urnas a lomo de burro a algunos lugares.
Seria muy positivo que gracias al voto electrónico todas las escuelas en Salta tengan energía eléctrica e Internet. Esta sería probablemente la mayor ventaja de instrumentar tales sistemas, si bien una consecuencia "colateral" de esta decisión.

Mas información:

http://www.schneier.com/blog/archives/2004/11/the_problem_wit.html

http://solve.net.ve/pipermail/politica/2004-October/000469.html

http://www.nature.com/news/2003/030623/full/news030623-6.html

http://www.solar.org.ar/spip.php?article463

http://en.wikipedia.org/wiki/Communications_Assistance_for_Law_Enfo...

Publicado en el semanario Redaccion de la ciudad de Salta a comienzos del 2008

Visitas: 47

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Frente Grande para agregar comentarios!

Participar en Frente Grande

© 2017   Creado por dsa.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio

a